Lo que los proaborto no quieren que se hable

Imprimir

Padre Shenan J. Boquet
Presidente
Human Life International

 

Sobrevivientes del aborto y abortos tardíos

 

El movimiento proaborto en EEUU desesperadamente quiere que todo el mundo deje de hablar acerca de dos cosas: los sobrevivientes del aborto y los abortos tardíos (los abortos que se cometen en el segundo y tercer trimestre del embarazo). Todo aborto es un grave mal, pero los abortos tardíos ponen al descubierto con mayor claridad aún la maldad intrínseca de cualquier aborto.

 

Si usted escuchara lo que dicen los proaborto, usted pensaría que los abortos tardíos solamente tienen lugar por los motivos más infrecuentes y graves, y cuando la vida de la madre corre peligro. (Cuando la vida de la madre corre peligro los médicos deben hacer todo lo posible por salvarla a ella y a su bebé, pero nunca deben matar directamente al bebé por nacer por medio de un aborto.) Y en cuanto a los sobrevivientes de un aborto, usted creería, según lo que dicen los proaborto, que estas personas no existen, que son figuras míticas, como los unicornios.

 

Sin embargo, para infortunio de los proaborto, su propio extremismo ha dado como resultado que el país entero esté hablando acerca de ambas cosas.

 

Cuando el Gobernador del Estado de Virginia, Ralph Northam recientemente parecía apoyar el dejar morir a los bebés que sobreviven un aborto, los activistas proaborto se burlaron diciendo que la indignada reacción de la gente había sido muy exagerada. Luego, ante estos hechos, un congresista del Partido Republicano volvió a presentar un proyecto de ley que exige a los médicos hacer todo lo posible por salvar y atender debidamente a los bebés que sobreviven un aborto. Sin embargo, los congresistas del Partido Demócrata rechazaron el proyecto diciendo que era innecesario y lo han bloqueado repetidamente.

 

Los proaborto aseguran que el infanticidio es ilegal y que éste simplemente nunca ocurre. También niegan que haya bebés que sobrevivan abortos. Añaden que afirmar lo contrario son artimañas políticas.

 

Bueno, intente decirles eso a Melissa Ohden, Josiah Presley y Claire Culwell [1]. Todos ellos son sobrevivientes del aborto. Esta semana los tres fueron entrevistados en la cadena de TV Fox News donde compartieron la brutal verdad acerca del aborto [2].

 

En 1977, a los siete meses de gestación, la madre de Ohden se sometió a un aborto salino que duró cinco días. En vez de sucumbir a causa de este aborto, Ohden nació viva. A pesar de las preocupaciones iniciales de que la niña no iba a sobrevivir, sí sobrevivió. Más tarde fue adoptada por una amorosa familia. Ohden continuó su vida, obtuvo una maestría y se convirtió en una líder provida. Además, gracias a Dios, no sufre de ningún problema de salud a causa del aborto que sobrevivió [2].

 

Claire Culwell, una amiga mía a quien conocí durante un viaje de misión a Nueva Zelanda, no tuvo tanta suerte. Su madre de 13 años de edad fue obligada a abortar cuando tenía cinco meses de embarazo. Claire era una de un par de gemelas o gemelos. Su hermana/o gemela/o, trágicamente, no sobrevivió el aborto. Pero cuando la madre de Claire se dio cuenta después de que todavía estaba embarazada, el médico abortista se negó a cometer un segundo aborto, ya que en ese momento hubiera sido un aborto tardío. Claire sin embargo, ha sufrido complicaciones de por vida debido al intento de abortarla. Pero, por otro lado, ella dice que estas complicaciones son un precio pequeño que pagar por el don de la vida que posee y por la amorosa familia que la adoptó – dones que le fueron robados a su gemela/o.

Claire expresó en Fox News: “Dios creó a nuestra familia y le doy a mis padres adoptivos mucho crédito por la manera en que fui capaz de responder a mi madre biológica cuando me contó [acerca del aborto], porque me criaron con amor, gracia y capacidad para perdonar.”

 

Finalmente, la madre de Presley se sometió a un aborto en Corea del Sur cuando tenía dos meses de embarazo. Pero tres meses después se dio cuenta de que el aborto había sido fallido y que todavía estaba embarazada. Presley, sin embargo, nació sin uno de sus brazos, la probable consecuencia del aborto por curetaje que sobrevivió. Como Presly dijo en Fox News: “Un aborto por curetaje es el tipo de aborto donde el médico [abortista] entra en el útero de la madre y básicamente destroza al bebé parte por parte y luego saca los pedazos, y eso es el por qué probablemente a mí me falte un brazo hoy”. ¡Qué barbarie!

 

Luego Presley fue adoptado por un pastor bautista en Oklahoma, EEUU. Y esa es la manera cómo el amor vence a la muerte.

 

Continuará.

 

Notas:

[1]. https://www.lifesitenews.com/news/an-abortion-survivor-shares-her-pro-life-story-the-van-maren-show-episode-4.

[2]. https://www.foxnews.com/us/abortion-survivors-on-new-late-term-abortion-bills-where-were-my-rights-in-the-womb.