Redessvida.org

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Inicio Publicaciones Columna HLI Llenemos nuestro corazón: Progreso Provida a niveles estatales.

Llenemos nuestro corazón: Progreso Provida a niveles estatales.

Imprimir PDF

Por el Padre Shenan J. Boquet – Presidente de Vida Humana Internacional.

Publicado el 10 de Mayo del 2021.

El tamborileo de las malas noticias provenientes de la administración Biden ciertamente puede ser desalentador para los activistas pro-vida y pro-familia. Parece que apenas pasa una semana sin algún nuevo anuncio espantoso de la administración, impulsando el aborto o algún otro asalto a las verdades morales básicas. Sin embargo, como he enfatizado tantas veces en el pasado, es importante que no nos dejemos desanimar por esta esperada avalancha de malas noticias. Sí, podemos tener una de las administraciones más favorables al aborto en la historia de nuestra nación en el presidente Joe Biden, la vicepresidenta Kamala Harris y un Congreso controlado por los demócratas, pero no son todopoderosos. Y, lamentablemente, podemos esperar que los cuatro años (¡y con suerte solo sean cuatro!) de la administración Biden sean un momento muy difícil para los movimientos pro-vida y pro-familia. Sin embargo, ¡esa no es toda la historia!

A pesar de las tácticas agresivas de la administración y las posiciones actuales de autoridad e influencia, se está logrando un gran progreso. Desde principios de año, se han introducido más de 500 leyes pro-vida y restricciones al aborto con 61 aprobadas en 13 estados, incluidas 8 prohibiciones. Estos estados, junto con sus líderes pro-vida, no están dejando que los niños por nacer y el movimiento pro-vida caigan; nos recuerdan que todavía podemos hacer grandes avances incluso en un entorno tan extraordinariamente hostil. Por supuesto, estas acciones provida no han sido anunciadas por entusiastas del aborto, quienes ven esto como un asalto directo a su amada industria. Recientemente, el Instituto Guttmacher, un grupo de investigación pro-aborto y antiguo brazo de investigación de Planned Parenthood que rastrea dicha legislación, expresó su grave preocupación por el volumen de legislación pro-vida que se está introduciendo y convirtiendo en ley. Según Guttmacher, “la cantidad de restricciones al aborto y específicamente prohibiciones sobre el aborto diseñadas para desafiar directamente a Roe vs. Wade y el derecho constitucional de Estados Unidos al aborto, que se han promulgado rápidamente durante los últimos cuatro meses no tiene precedentes. Si esta tendencia continúa, 2021 terminará siendo la sesión legislativa estatal contra el aborto más dañina en una década, y tal vez de todos los tiempos”.

No podríamos pedir un mejor respaldo, testificando que los pro-vida están teniendo un impacto tremendo.



Presidente Pro-Aborto, Revolución Pro-Vida.

Desafortunadamente, la política federal tiende a recibir una gran cantidad de atención hoy en día. En parte, esto se debe a que muchos de nuestros periódicos y estaciones de televisión estatales y locales se han cerrado en los últimos años, con un número cada vez mayor de personas que reciben sus noticias exclusivamente de los gigantes periódicos y redes nacionales. Esto tiende a crear una perspectiva desequilibrada, en la que solo la política federal parece importar y la política local y estatal se pasa por alto u olvida. Sin embargo, durante muchos años, algunos de los éxitos pro-vida y pro-familia más grandes e impactantes han tenido lugar a nivel local y estatal. Durante la administración Obama, los legisladores aprobaron un número récord de leyes pro-vida. Lea este relato horrorizado, escrito durante la presidencia de Obama, por un periodista pro-aborto en el sitio de izquierda Vox.

Empieza: "Los activistas por el derecho al aborto han aplaudido durante mucho tiempo la presidencia de Barack Obama como una" victoria histórica para la salud de la mujer”. Pero la realidad ha sido bastante diferente. Desde 2010, hacerse un aborto en Estados Unidos se ha vuelto significativamente más difícil”. ¿Entiendes? Obama era un presidente radicalmente partidario del aborto, posiblemente incluso más partidario del aborto que el presidente Biden. ¡Y sin embargo, el movimiento pro-vida estaba ganando!

El autor de ese artículo continúa: “Los estados aprobaron un récord de 205 restricciones al aborto entre 2011 y 2013, más que los 30 años anteriores. Como resultado, muchos proveedores de servicios de aborto están cerrando. Una encuesta, del grupo pro-vida Operation Rescue, estima que 87 lugares separados dejaron de realizar abortos quirúrgicos en 2013. Estos cambios son un claro resultado de la movilización pro-vida en la era Obama”. Ahora, si eso no es música para tus oídos, ¿Qué lo es?

El desafío que debemos plantearnos ahora es replicar este mismo éxito durante la administración Biden. Infundir miedo en los corazones de los activistas radicales pro-aborto con el alcance de nuestra determinación, organización y sofisticación. Para mostrarles que no dependemos de un solo político para nuestro éxito, pero que con buen tiempo o con mal tiempo, estamos en la línea del frente, protegiendo a los vulnerables.


Leyes provida aprobadas en varios estados.

Como se mencionó anteriormente, hay indicios de que esto está sucediendo. Considere solo un puñado de historias esperanzadoras de las últimas semanas.

A fines del mes pasado, los gobernadores de Oklahoma e Idaho firmaron los llamados proyectos de ley de "latidos del corazón". Estos proyectos de ley prohibirían el aborto desde el momento en que se pueda detectar un latido del corazón, que puede ser desde las cinco a seis semanas de gestación, a veces antes de que la mujer sepa que está embarazada. El proyecto de ley del latido del corazón también fue solo uno de los tres proyectos de ley que restringen el aborto firmados por el gobernador de Oklahoma. Por supuesto, la aprobación de las leyes de los latidos del corazón es algo complicada. Como informa Live Action: “Aunque la aprobación de las “leyes de latidos del corazón” es un avance positivo en Idaho y Oklahoma, los tribunales han anulado leyes similares aprobadas en otros estados. Muchos estados que aprueban tales leyes lo hacen con la esperanza de proteger a los niños no nacidos de forma inmediata y eventualmente desafiar a Roe vs. Wade”. En otras palabras, es posible que las leyes no salven vidas de inmediato. Sin embargo, son fuertes gestos simbólicos, señales de que el país tiene una tendencia pro-vida de manera importante, y bien pueden entrar en vigencia en algún momento, si una Corte Suprema más pro-vida se niega a derogar tales leyes en apelación. Eso es algo por lo que orar. En Arizona, el gobernador firmó recientemente un proyecto de ley que prohíbe los abortos eugenésicos, es decir, los abortos cuando se descubre que un bebé en el útero padece una afección genética como el síndrome de Down. Como informa Live Action, el proyecto de ley también "prohíbe enviar por correo la píldora abortiva a las mujeres y requiere que los restos fetales sean enterrados o incinerados" y "establece nuevos requisitos de presentación de informes sobre las empresas de aborto, prohíbe a las instituciones públicas realizar abortos a menos que la vida de la madre sea en peligro (el aborto nunca es médicamente necesario) y prohíbe que los fondos públicos paguen por investigaciones que involucren bebés abortados ".

"Cada vida tiene un valor inconmensurable, independientemente de la composición genética", tuiteó el gobernador Doug Ducey después de firmarlo. “Arizona sigue siendo uno de los mejores estados pro-vida de la nación, y mi más sincero agradecimiento a la senadora Nancy Barto por su liderazgo y trabajo en este tema que salva vidas y a quienes apoyaron este proyecto de ley”. En Montana, el gobernador Greg Gianforte firmó recientemente tres proyectos de ley pro-vida, incluido uno que requiere que los abortistas ofrezcan a las mujeres la oportunidad de ver un ultrasonido y escuchar los latidos del corazón de su feto. Otro proyecto de ley es una versión estatal de la “Ley de protección del niño por nacer capaz de sufrir dolor” que prohibiría el aborto después de cinco meses, cuando la ciencia ha demostrado que el niño por nacer puede sentir el dolor insoportable de los procedimientos de aborto. Y finalmente, el tercer proyecto de ley prohibiría el envío de medicamentos abortivos por correo a las mujeres. El gobernador Gianforte también firmó otro proyecto de ley, llamado Ley de Restauración de la Libertad Religiosa, que establece que las agencias estatales deben demostrar un "interés gubernamental imperioso" antes de violar la "libertad de las personas de todas las religiones para ejercer sus creencias religiosas sinceras".

En Tennessee, un tribunal acaba de dictaminar que el estado puede hacer cumplir su ley de espera de 48 horas, que requiere un período de espera de dos días antes de que una mujer pueda realizarse un aborto. Los legisladores del estado de Tennessee también aprobaron un proyecto de ley que exige el entierro o la cremación respetuosos de los bebés abortados, una ley que no solo protege la dignidad de los niños asesinados, sino que también envía un mensaje de que los niños no nacidos son dignos de respeto y no deben ser asesinados. En Texas, un comité de la Cámara ha enviado tres proyectos de ley pro-vida a la Cámara para su votación. Esto incluye la versión de Texas del proyecto de “ley de latidos del corazón”, otro proyecto de ley que prohibiría los abortos por motivos de raza, sexo o presunta discapacidad, y otro proyecto de ley que Live Action describe como “un proyecto de ley ómnibus tres en uno que incluye un proyecto de ley de latidos del corazón, un proyecto de ley contra el aborto discriminatorio, y una medida que pondría fin a los abortos electivos en Texas dentro de los próximos cuatro años, según Texas Right to Life. Versiones similares de estos proyectos de ley pro-vida ya han sido aprobados por el Senado de Texas”.


Ganar, en estos tiempos oscuros.

Sí, puede ser desalentador cuando se utiliza todo el aparato del gobierno federal para estirar los esfuerzos pro-vida y promover una agenda radical. Durante la presidencia de Trump, se implementaron muchas políticas pro-vida que salvan vidas y los pro-vida disfrutaron de un acceso sin precedentes a los pasillos del poder. Tantas cosas parecían más fáciles. Pero el acceso a los pasillos del poder no lo es todo. De hecho, incluso puede resultar algo ilusorio. Gran parte del trabajo del movimiento pro-vida que cambia vidas es un trabajo duro, llevado a cabo lejos del centro de atención de la publicidad nacional. Tanto se ha logrado, se han salvado tantas vidas, gracias a los ejércitos anónimos de consejeros de acera fuera de las clínicas de aborto y voluntarios en la enorme red de centros de crisis de embarazo que cubre este país, brindando esperanza y recursos a las mujeres necesitadas. Y mucho, como hemos visto, está siendo logrado por valientes legisladores pro-vida y pro-familia a nivel estatal y local, legisladores cuyos nombres rara vez se informan en las noticias nacionales, pero cuyos esfuerzos están salvando vidas y cambiando la cultura.

Nuestro trabajo durante estos cuatro años es no perder la esperanza, sino más bien, de hecho, es llenarnos de ánimo: utilizar la oposición de la administración Biden como inspiración, galvanización, para empujarnos a hacer más, a trabajar más duro, a mostrar lo radical que son los activistas anti-vida y anti-familia, que no nos vamos a ningún lado y que no nos vamos a rendir.

Cristo ganó su victoria en la cruz. Nuestra victoria no se obtendrá en medio de la popularidad, el prestigio y la comodidad. Son las victorias diarias, el esfuerzo constante, poniendo la fe en la fuerza de Dios sobre la nuestra, lo que cambiará este barco y construirá una Cultura de la Vida.




https://www.hli.org/2021/05/gain-heart-pro-life-progress-at-state-levels/



 

MENSAJE DE PADRE SHENAN BOQUET

Formación Provida Campus Virtual

Importancia de la capacitación provida



VER CURSOS PROVIDA