Redessvida.org

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Defender la libertad religiosa y la ayuda genuina en el cuidado de crianza

Imprimir PDF

Por el Padre Shenan J. Boquet – Presidente de Vida Humana Internacional.

Publicado el 28 de Junio del 2021.


En los últimos años, es muy raro que los activistas a favor de la familia hayan obtenido victorias significativas. Desde la aprobación de las leyes de unión civil hasta la legalización del “matrimonio” entre personas del mismo sexo y ahora la rápida propagación de una forma extrema y coercitiva de ideología de género, parece que hemos estado perdiendo una batalla tras otra.

Sin embargo, hace una semana y media, finalmente recibimos buenas noticias. En una rara decisión unánime (9-0), la Corte Suprema de Estados Unidos dictaminó que la negativa de la ciudad de Filadelfia a utilizar los servicios de crianza de los Servicios Sociales Católicos (CSS), a menos que CSS accediera a colocar niños con parejas del mismo sexo, violó la primera ley de CSS de modificación de los derechos a la libertad de religión.


Castigar a los niños en nombre de la tolerancia.

Y sí, leíste bien: la decisión fue unánime. Eso significa que incluso los tres jueces liberales del tribunal acordaron que los Servicios Sociales Católicos tenían derecho a conducir sus asuntos de acuerdo con la enseñanza católica, colocando solo a los niños con familias con una madre y un padre.

En la decisión, el presidente del Tribunal Supremo John Roberts escribió: “La CSS busca sólo una adaptación que le permita continuar sirviendo a los niños de Filadelfia de una manera consistente con sus creencias religiosas; no busca imponer esas creencias a nadie más”.

De hecho, podría decirse que la situación es incluso más sencilla que eso. La CSS no solo no buscó imponer sus creencias a nadie más, sino que en realidad querían ayudar a la ciudad encontrando padres adoptivos dispuestos y colocando a los niños que necesitaban desesperadamente cuidado adoptivo con esos padres.


 

El proyecto de ley sobre el aborto radical que podria deshacer el progreso a favor de la vida.

Imprimir PDF

Por el Padre Shenan J. Boquet – Presidente de Vida Humana Internacional.

Publicado el 21 de Junio del 2021.


Durante un año en el que una de las administraciones presidenciales más favorables al aborto en la historia impulsa el aborto cada vez que tiene la oportunidad, puede ser extrañamente reconfortante leer noticias relacionadas con el aborto provenientes de organizaciones pro-aborto en el país. Tomemos, por ejemplo, el Instituto Guttmacher, una de las agencias pro-aborto más poderosas y extremas del planeta. Hace un mes y medio, cité un artículo en su sitio web titulado, "2021 está en camino de convertirse en la sesión legislativa estatal antiaborto más devastadora en décadas". Dado el fuerte impulso hacia el aborto por parte del gobierno federal, uno podría preguntarse si el Instituto Guttmacher está exagerando. Algunas organizaciones de activistas, después de todo, tienden a pintar los peores escenarios, incluso cuando las cosas van bien para su causa, simplemente para impulsar más donaciones y apoyo. La urgencia vende.

Sin embargo, el Instituto Guttmacher actualizó recientemente ese artículo para reflejar el progreso pro-vida en curso a nivel estatal este año. Los datos ciertamente respaldan su temor de que el movimiento pro-vida esté, como ellos mismos lo expresan, "participando en una campaña de conmoción y pavor contra el derecho al aborto". O, como yo diría, trabajar con determinación para proteger la vida de todos los seres humanos, incluidos los no nacidos. Hasta hace unos días, dice el Instituto Guttmacher, se han introducido 561 restricciones al aborto en 47 estados, incluidas 165 prohibiciones del aborto. Según el Instituto Guttmacher, un total de 83 de esas restricciones ya han sido aprobadas. “Para poner esas cifras en contexto”, escribe el Instituto, “en ese mismo mes del año 2011, el año anteriormente considerado como el más hostil al derecho al aborto desde que se decidió Roe vs. Wade, se habían promulgado 70 restricciones, incluidas siete prohibiciones. Ya, 2021 está empatado con 1973 por la segunda mayor cantidad de restricciones promulgadas en la historia”.

Lo que me anima tanto es que 2011 (el año que anteriormente poseía el record de restricciones aprobadas para el aborto) fue durante la presidencia de Obama. Ahora, el nuevo año más exitoso registrado para los activistas pro-vida es durante la administración de Biden.  Ambas administraciones compiten por el primer puesto como la administración más favorable al aborto de la historia. Pero los héroes provida han utilizado estas circunstancias menos favorables para hacer más de lo que nunca antes habían hecho.

¡Qué testimonio del valor y la determinación de este movimiento que salva vidas!



 

Proteja a nuestros niños de la explotacion y del mes del orgullo gay

Imprimir PDF

Por el Padre Shenan J. Boquet – Presidente de Vida Humana Internacional.

Publicado el 14 de Junio del 2021.


Para los católicos, Junio es el mes del Sagrado Corazón, en el que recordamos y celebramos el amor redentor y abnegado de Cristo por nosotros. Para el mundo, sin embargo, Junio es ahora el Mes del Orgullo Gay, un carnaval hedonista de un mes de duración en celebración de un concepto degradado de "amor": uno que en muchos casos reduce el amor a nada más que exhibicionismo sexual e intercambio de placer genital.

Cada año, pienso para mí mismo que debemos haber alcanzado la cima de la manía del orgullo. Prácticamente dondequiera que mires hay banderas de arcoíris. Anuncio tras anuncio en televisión o radio enfatiza el compromiso total de la empresa de publicidad con cada punto y título de la agenda LGBT. Enormes desfiles del Orgullo Gay se apoderan de las principales avenidas de la mayoría de nuestras ciudades, a veces durante días y a los que asisten la mayoría de nuestros políticos y artistas, así como millones de ciudadanos comunes.

"¿Cómo", me pregunto todos los años, "puede el orgullo ser más excesivamente expuesto en nuestros rostros de lo que ya es?"

El objetivo son nuestros niños.

Bueno, ahora sé la respuesta: haciendo que los símbolos y mensajes del "Orgullo Gay" sean omnipresentes en el único espacio que, hasta hace poco, estaba al menos algo protegido, es decir, la vida de los niños.

En los últimos años, un número cada vez mayor de programas y cadenas de televisión para niños celebran abiertamente el "Orgullo Gay" y promueven una agenda LGBT radical. Sin embargo, este año, las cosas parecen estar mejorando, a lo grande. Un artículo reciente en Breitbart señala que después de años de intenso cabildeo por parte de activistas LGBT, "casi todas las series de televisión, animadas o de acción en vivo, han agregado personajes gay". Esto incluye programas como Arthur, SpongeBob SquarePants, Scooby-Doo, DuckTales y My Little Pony.

Un video reciente publicado en el canal de YouTube del programa infantil "Blue’s Clues & You" presenta a una drag queen animada cantando a los niños. Como informa The Blaze, el personaje "guía a los espectadores jóvenes en una canción sobre un desfile del “Orgullo Gay”, con la melodía de “The Ants Go Marching”, y muestra diferentes grupos de animales en un desfile ondeando banderas del arcoiris. La letra también incluye otras palabras de moda LGBTQ como “as”, que significa “asexual”, así como “queer”, “bi”, “pan”, “aliados” y “reyes y reinas”.

Hubo un tiempo, no hace mucho tiempo, en que todo el mundo estaba más o menos de acuerdo en que la cuestión de cuándo y cómo introducir a los niños a los temas sexuales debía dejarse en manos de los padres. Incluso las personas más “progresistas” entendieron que los temas sexuales más explícitos o complejos deben ser presentados a los niños solo cuando se acercan a la pubertad. Antes de eso, el enfoque general era brindarles a los niños los conceptos básicos de las aves y las abejas, y la cantidad mínima de información que necesitaban para mantenerse a salvo. De lo contrario, ¡dejen que los niños sean niños!


 

Las tasas de natalidad se desploman en China y en Estados Unidos.

Imprimir PDF

Por el Padre Shenan J. Boquet – Presidente de Vida Humana Internacional.

Publicado el 7 de Junio del 2021.

  

“El matrimonio y el amor conyugal están por naturaleza ordenados para engendrar y educar a los hijos. Los niños son realmente el regalo supremo del matrimonio y contribuyen de manera sustancial al bienestar de sus padres”.

─ Concilio Vaticano II, Constitución pastoral sobre la Iglesia en el mundo moderno, Nro. 50


Políticamente hablando, Estados Unidos y China difícilmente podrían ser más diferentes. China está gobernada por un Partido Comunista autoritario. Los ciudadanos chinos de manera individual carecen de muchos de los derechos y libertades básicos que los estadounidenses dan por sentados. El discurso político es monitoreado de cerca por un estado de vigilancia en rápido crecimiento, y la censura de la prensa y de Internet es omnipresente. Mientras tanto, el gobierno continúa expandiendo su sistema de "crédito social", en el que los ciudadanos son recompensados ​​y castigados por una variedad de comportamientos que se consideran útiles o perjudiciales para el estado chino.

Sin embargo, quizás la más distópica de las políticas inhumanas del Partido Comunista ha sido la política de control de la natalidad forzada del país, que tiene décadas de antigüedad. En la década de 1970 se implementaron medidas demográficas en China, antes de convertirse en una política nacional de un solo hijo en 1979.

Según la política, las que quedaban embarazadas de un segundo hijo (hubo algunas excepciones para las mujeres rurales) se enfrentaban al pago de enormes multas, entre otros castigos, o incluso se sometieron a brutales abortos forzados, a veces hasta en el noveno mes de embarazo. Las esterilizaciones forzadas también eran la norma. Los segundos o terceros hijos “ilegales” también fueron castigados con la exclusión de muchos de los privilegios de la ciudadanía china, incluido el acceso a universidades estatales.

En los Estados Unidos, por supuesto, no existen políticas de control de la natalidad de manera impuesta y generalizada. Por supuesto, hubo algunos casos de esterilización forzada a principios y mediados del siglo XX, experimentos verdaderamente abominables en eugenesia, implementados contra aquellos considerados por la élite médica y política de la época como "no aptos" para reproducirse.


 


Pág. 3 de 63