Redessvida.org

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

La Comisión de la Unión Europea demandará a Polonia y Hungria en el tribunal de la Unión Europea por cuestiones LGBT

Imprimir PDF

Por Stefano Gennarini, J.D. | 22 de julio de 2021.

 
NUEVA YORK, 23 de julio (C-Fam) La Comisión Europea quiere castigar a Polonia y Hungría por sus supuestas leyes y políticas anti-LGBT, pero no quiere utilizar los canales políticos establecidos por la ley de tratados de la Unión Europea. "La Comisión está iniciando procedimientos de infracción contra Hungría y Polonia relacionados con la igualdad y la protección de los derechos fundamentales", anunció la Comisión la semana pasada en un comunicado de prensa.

El fundamento jurídico de las amenazas de la Comisión a Polonia y Hungría sigue sin estar claro, al igual que la naturaleza del procedimiento que se está iniciando. En el caso de Hungría, la Comisión se opone a una ley que prohíbe la promoción de información sobre transgénero y homosexualidad a niños que entró en vigor este mes. En Polonia, la Comisión se opone a una serie de resoluciones municipales adoptadas en los últimos años en varias ciudades polacas que definen el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer.

La Comisión alegó que la base de su procedimiento de infracción era una violación de los "valores fundamentales" de la Unión Europea, que requiere que la Comisión presente una solicitud al Parlamento Europeo. Según el artículo 7 del tratado de la Unión Europea, un estado miembro de la Unión puede ser declarado en violación de los valores fundamentales de la Unión Europea por cuatro quintas partes del Parlamento Europeo. El Consejo de la Unión Europea puede entonces imponer todo tipo de sanciones al estado miembro que no cumpla con las normas, incluida la eliminación de privilegios y subsidios, e incluso de sus derechos de voto en el Consejo de la Unión Europea. Este es esencialmente un proceso político con una finalidad política.

A pesar de alegar una violación de los valores fundamentales de la Unión Europea, la Comisión no inició el procedimiento político previsto en el derecho de los tratados de la Unión Europea. En cambio, está pasando por alto el escrutinio político de los estados miembros de la Unión Europea y en su lugar va directamente al Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas.

Los procedimientos anunciados por la Comisión contra Polonia y Hungría son por incumplimiento de sus obligaciones en virtud del tratado de la Unión Europea. En el caso de Hungría, la comisión denuncia una violación de la garantía de libre circulación e información en la Unión Europea. Para Polonia, reclaman la falta de cooperación.


 

La administración de Joe Biden difunde el aborto en el extranjero

Imprimir PDF

Por el Padre Shenan J. Boquet – Presidente de Vida Humana Internacional.

Publicado el 19 de Julio del 2021.

“La apertura a la vida está en el centro del verdadero desarrollo. Cuando una sociedad avanza hacia la negación o la supresión de la vida, termina por no encontrar la motivación y la energía necesarias para luchar por el verdadero bien del hombre. Si se pierde la sensibilidad personal y social hacia la aceptación de una nueva vida, también se marchitan otras formas de aceptación que son valiosas para la sociedad. La aceptación de la vida fortalece la fibra moral y capacita a las personas para la ayuda mutua. Al cultivar la apertura a la vida, los pueblos ricos pueden comprender mejor las necesidades de los pobres, pueden evitar emplear enormes recursos económicos e intelectuales para satisfacer los deseos egoístas de sus propios ciudadanos y, en cambio, pueden promover acciones virtuosas dentro de la perspectiva de la producción que es moralmente sólido y está marcado por la solidaridad, respetando el derecho fundamental a la vida de todas las personas y de todas las personas”.

─ Papa Benedicto XVI, Caritas in Veritate.

 

La atención médica y la libertad religiosa están bajo ataque.

Imprimir PDF

Por el Padre Shenan J. Boquet – Presidente de Vida Humana Internacional.

Publicado el 12 de Julio del 2021.



La lucha contra la cultura de la muerte es una lucha por las vidas y las almas. Sin embargo, también es una lucha por la libertad de los cristianos para vivir su vida y criar a sus familias de acuerdo con sus creencias, y para participar en igualdad de condiciones ante la opinión pública. 
Cuanto más se aleje nuestra cultura del antiguo consenso judeocristiano de la llamada "mayoría moral", más presión se ejercerá sobre los fieles cristianos que se han resistido a ajustarse al nuevo paradigma. 

A medida que la aguja se mueva, lo que solía verse como un buen comportamiento decente a la antigua o como sentido común moral, gradualmente se categorizará como "discriminación" y "odio". Y una vez que eso suceda, es solo cuestión de tiempo antes de que los gobiernos, legisladores, jueces, empleadores y otros funcionarios decidan que tal comportamiento o creencias simplemente no deben ser tolerados y deben ser erradicados de los foros en los que se puedan manifestar opiniones.

Como describí hace un par de semanas, eso es precisamente lo que ha estado sucediendo en el caso de las agencias de adopción católicas. En solo un ejemplo, después de que el Reino Unido aprobó las llamadas "Regulaciones de Orientación Sexual", que requerían que las agencias de adopción adoptaran niños con parejas del mismo sexo, todas las agencias de adopción católicas en el país se vieron obligadas a cerrar sus puertas en lugar de violar la enseñanza católica sobre el matrimonio y la familia.


 

La ideología transgénero no es una ideología sin víctimas

Imprimir PDF

Por el Padre Shenan J. Boquet – Presidente de Vida Humana Internacional.

Publicado el 5 de Julio del 2021.


Un paso hacia adelante, dos hacia atrás. Así es como se sienten a veces las guerras culturales en estos días. La semana pasada me complació escribir sobre una decisión de la Corte Suprema que protegía el derecho de una agencia de adopción católica a respetar las creencias católicas de adoptar únicamente niños en familias con una madre y un padre.


Esta semana, tengo que contarles sobre una decisión no tomada preocupante de la Corte Suprema. En una noticia de hace unos días, la Corte Suprema dijo que no consideraría una apelación de un fallo de un tribunal inferior que determinó que una niña biológica, Gavin Grimm, tiene el derecho constitucional de usar los baños de niños en su escuela secundaria. Solo dos de los jueces de la corte, los jueces Alito y Thomas, discreparon y dijeron que escucharían el caso.


Grimm afirma ser "transgénero". En 2016, un juez de un tribunal de distrito falló a su favor después de que llevó a la junta escolar a los tribunales por negarse a permitirle usar los baños de niños. Después de esto, la junta apeló. Pero en última instancia, la Corte de Apelaciones del Cuarto Circuito también falló a favor de Grimm.


Al negarse a escuchar el caso, la Corte Suprema está permitiendo que se mantenga el fallo del tribunal inferior. Por ahora, el precedente solo se aplicará a la parte del país que se encuentra bajo la jurisdicción del Tribunal de Circuito. Pero lo que esto significa es que en esos estados los niños (que dicen ser niñas) pueden usar el baño de niñas y las niñas (que dicen que son niños) pueden usar el baño de niños. Y nadie puede detenerlos. Ni siquiera los padres de las niñas de la escuela que están preocupados porque los varones biológicos tengan acceso a los baños y vestuarios de sus hijas, y viceversa. Ni siquiera las propias chicas. Porque este es ahora el "derecho constitucional" de los estudiantes transgénero.


 


Pág. 2 de 63