Redessvida.org

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Las tasas de natalidad se desploman en China y en Estados Unidos,.

Imprimir PDF

Por el Padre Shenan J. Boquet – Presidente de Vida Humana Internacional.

Publicado el 7 de Junio del 2021.

  

“El matrimonio y el amor conyugal están por naturaleza ordenados para engendrar y educar a los hijos. Los niños son realmente el regalo supremo del matrimonio y contribuyen de manera sustancial al bienestar de sus padres”.

─ Concilio Vaticano II, Constitución pastoral sobre la Iglesia en el mundo moderno, Nro. 50


Políticamente hablando, Estados Unidos y China difícilmente podrían ser más diferentes. China está gobernada por un Partido Comunista autoritario. Los ciudadanos chinos de manera individual carecen de muchos de los derechos y libertades básicos que los estadounidenses dan por sentados. El discurso político es monitoreado de cerca por un estado de vigilancia en rápido crecimiento, y la censura de la prensa y de Internet es omnipresente. Mientras tanto, el gobierno continúa expandiendo su sistema de "crédito social", en el que los ciudadanos son recompensados ​​y castigados por una variedad de comportamientos que se consideran útiles o perjudiciales para el estado chino.

Sin embargo, quizás la más distópica de las políticas inhumanas del Partido Comunista ha sido la política de control de la natalidad forzada del país, que tiene décadas de antigüedad. En la década de 1970 se implementaron medidas demográficas en China, antes de convertirse en una política nacional de un solo hijo en 1979.

Según la política, las que quedaban embarazadas de un segundo hijo (hubo algunas excepciones para las mujeres rurales) se enfrentaban al pago de enormes multas, entre otros castigos, o incluso se sometieron a brutales abortos forzados, a veces hasta en el noveno mes de embarazo. Las esterilizaciones forzadas también eran la norma. Los segundos o terceros hijos “ilegales” también fueron castigados con la exclusión de muchos de los privilegios de la ciudadanía china, incluido el acceso a universidades estatales.

En los Estados Unidos, por supuesto, no existen políticas de control de la natalidad de manera impuesta y generalizada. Por supuesto, hubo algunos casos de esterilización forzada a principios y mediados del siglo XX, experimentos verdaderamente abominables en eugenesia, implementados contra aquellos considerados por la élite médica y política de la época como "no aptos" para reproducirse.

 

Rechace la eugenesia, y en cambio construya una civilización de amor.

Imprimir PDF

Por el Padre Shenan J. Boquet – Presidente de Vida Humana Internacional.

 Publicado el 31 de Mayo del 2021.

 

“Cada hijo que una mujer espera en su vientre es un regalo que cambia la historia de una familia: la vida de padres y madres, abuelos y hermanos y hermanas. Ese niño necesita ser bienvenido, amado y nutrido. ¡Siempre!"

─ Papa Francisco, Día Mundial del Síndrome de Down 2021


En 2014, una mujer le preguntó en Twitter al famoso científico y ateo militante Richard Dawkins qué debería hacer si averiguaba que estaba embarazada de un niño con Síndrome de Down. Dawkins es conocido por su estilo contundente. Su respuesta fue asombrosamente cáustica e inhumana. "Abortarlo y volver a intentarlo", respondió. "Sería inmoral traerlo al mundo si tienes la opción".  A pesar de la significativa reacción de los activistas pro-vida y de los derechos de las personas con discapacidad, Dawkins nunca se disculpó ni eliminó ese Tweet. Y ahora sabemos el porqué.

En una entrevista hace unos días, el presentador de radio irlandés Brendan O'Connor, quien es padre de una hija con Síndrome de Down, desafió a Dawkins en su declaración de 2014. Dos cosas son dignas de mención sobre el intercambio. En primer lugar, Dawkins en realidad se mantuvo en su afirmación de que un niño con Down debería ser abortado (aunque gimoteó sobre la cuestión de si es o no "inmoral" no abortar a un bebé con Down). Y en segundo lugar, el intercambio expuso tanto la inquietante ignorancia que motiva la posición de Dawkins como la igualmente inquietante superficialidad de su cosmovisión moral. O'Connor comenzó señalando que no quería que la discusión fuera personal y que el tema de su hija debería dejarse de lado. Luego le preguntó a Dawkins: "¿Cómo es que crees que es inmoral traer al mundo a alguien con Síndrome de Down?"

"Creo que una vez que tienes un hijo con Síndrome de Down, lo amas, lo aprecias, todo el mundo lo hace, eso es bien conocido", respondió Dawkins. "No lo negaría ni por un solo momento. Pero antes de que nazca, para la gran cantidad de personas que se someten a una amniocentesis y se les diagnostica Síndrome de Down, deberían de hecho, abortarlo”.

 

Roe debe derogarse. Un caso del Corte Suprema podria revocar Roe vs. Wade

Imprimir PDF

Por el Padre Shenan J. Boquet – Presidente de Vida Humana Internacional.

Publicado el 24 de Mayo del 2021.



¿Está a punto de caer la tiranía de Roe vs. Wade en los Estados Unidos?

Por primera vez en años, los defensores de la vida tienen serias razones para esperar que el objetivo por el que han trabajado durante tantas décadas, el fin de Roe vs. Wade, finalmente se cumpla, y esto ocurra tan pronto como podría ser el próximo año. Hace unos días, la Corte Suprema de los Estados Unidos acordó escuchar a Dobbs vs. Jackson Women's Health Organization. Este caso, llamado "disputa de gran éxito mediático" por CBSNews, implica un desafío contra una ley de Mississippi (la Ley de la Edad Gestacional) que prohíbe el aborto después de quince semanas, excepto en casos de emergencia médica y anomalías fetales graves.

La impugnación fue presentada por la única instalación de abortos sobreviviente del estado. 
Hasta ahora, los jueces de tribunales inferiores han bloqueado la entrada en vigor de la ley de Mississippi, citando el caso Roe vs. Wade de 1973, que legalizó el aborto a pedido en los Estados Unidos. Roe vs. Wade, y las decisiones posteriores de la Corte Suprema de Estados Unidos, han defendido sistemáticamente el "derecho" a la pre-viabilidad del aborto, es decir, antes del momento en que el niño pueda sobrevivir por sí solo fuera del útero de su madre. Mientras Roe vs. Wade se mantenga en vigencia, los estados tienen prohibido hacer cumplir cualquier restricción sobre la pre-viabilidad del aborto.

Eso no ha impedido que los estados aprueben tales leyes de todos modos. De hecho, casi una docena de estados tienen las llamadas "leyes de activación" en los libros, que prohibirían por completo el aborto en el momento en que se anule Roe vs. Wade. Otros han aprobado leyes de "latidos del corazón" (incluido Texas, la semana pasada), que prohibirían el aborto desde el momento en que se puedan detectar los latidos del corazón de un feto. Sin embargo, hasta la fecha, no se ha permitido que ninguna de estas leyes entre en vigor debido a Roe vs. Wade. La ley de Mississippi, al prohibir el aborto después de 15 semanas, desafía claramente el requisito de viabilidad. Y ese es el punto. El propio fiscal general de Mississippi ha instado al tribunal superior a revisar la impugnación de la ley, argumentando que el requisito de viabilidad "está cada vez más desfasado con otras áreas de la ley, rechaza la ciencia y el sentido común y, en el mejor de los casos, es un precedente inestable".

 

Un día de oración y reparación por el abuso y el asesinato de los niños no nacidos.

Imprimir PDF

Por el Padre Shenan J. Boquet – Presidente de Vida Humana Internacional.

Publicado el 17 de Mayo del 2021.


 
“En el anuncio de este Evangelio, no debemos temer la hostilidad o la impopularidad, y debemos rechazar cualquier compromiso o ambigüedad que pueda conformarnos con el modo de pensar del mundo (Romanos 12, 2). Debemos estar en el mundo pero no ser del mundo (Juan 15,19; 17,16), sacando nuestras fuerzas de Cristo, que con su muerte y resurrección ha vencido al mundo (Juan 16,33)”. ─ Evangelium Vitae, no. 82



Enfrentamos una violencia imperante, “una conspiración contra la vida humana” en nuestros días. La cultura de la muerte “es fomentada activamente por poderosas corrientes culturales, económicas y políticas que fomentan una idea de sociedad excesivamente preocupada por la eficiencia”. (Evangelium Vitae, No. 12)

La preocupación por los placeres de la vida terrenal ha provocado una guerra de los poderosos contra los vulnerables. Y una vez que las personas identifican el propósito de la existencia humana como limitado a este mundo temporal, cualquier persona, es decir, el niño por nacer, los ancianos, los enfermos, los discapacitados y los moribundos, que se interponga en su camino es una amenaza y debe ser eliminado.

Esta situación es posibilitada y envalentonada por el progresivo debilitamiento de las conciencias individuales y de la sociedad que ha perdido el sentido de la incomparable valía de la persona humana. En consecuencia, muchos son incapaces de discernir lo que es bueno, verdadero y bello de lo que es malo, falso y grotesco. Las líneas se han distorsionado. Muchos ahora declaran que lo que es bueno es malo y lo que es malo es bueno. Además, el debilitamiento moral de nuestra resistencia a la cultura de la muerte nos han hecho más insensibles y ciegas ante los crímenes, la violencia del aborto, la eutanasia, la investigación con células madres embrionarias, la trata de personas, la pornografía y la explotación y comercialización de los niños no nacidos. Debido a la incertidumbre moral generalizada y al entorno hostil provocado, se ignora una verdad fundamental: la dignidad intrínseca de la persona humana, desde la concepción y hasta la muerte natural. Los católicos creen que “siendo a imagen de Dios, el individuo humano posee la dignidad de una persona, que no es solo algo, sino alguien. Es capaz de conocerse a sí mismo, de poseerse y de entregarse libremente y entrar en comunión con otras personas. Y es llamado por gracia a un pacto con su Creador, para ofrecerle una respuesta de fe y amor que ninguna otra criatura puede dar en su lugar”. (Catecismo de la Iglesia Católica, Nro. 357)

Siempre que se pasa por alto, devalúa o rechaza la dignidad de una persona humana, se ignora algo esencial y las consecuencias de tal acto para la sociedad y la cultura son de gran alcance. Así, la persona humana es el fundamento de una visión moral de la sociedad, como enuncia el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia: “El origen de la vida social se encuentra, por tanto, en la persona humana, y la sociedad no puede negarse a reconocer su activo y sujeto responsable; toda expresión de la sociedad debe estar dirigida hacia la persona humana”. (Nro. 106)

 


Pág. 1 de 60