Redessvida.org

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Inicio Publicaciones Columna HLI El por qué las huelgas por motivo del cambio climático son tan preocupantes (2/3)

El por qué las huelgas por motivo del cambio climático son tan preocupantes (2/3)

Imprimir PDF

Padre Shenan J. Boquet
Presidente
Human Life International

Desenmascaremos el adoctrinamiento y sus consecuencias

Este adoctrinamiento está teniendo verdaderas consecuencias negativas en las vidas de muchos niños, adolescentes y jóvenes. Considere las siguientes líneas de un artículo de la revista National Geographic acerca de los adolescentes que se involucran en el activismo ambientalista: “Más de unos pocos adolescentes que comenzaron como activistas fervientes han abandonado este movimiento diciendo que sufren depresión, ansiedad y otros temores de que los líderes mundiales no actuarán a tiempo para impedir que sus vidas – y las vidas de sus hijos – sean irremediablemente alteradas por el cambio climático”.

La muchacha de 16 años de edad que sirve de figurón para estas huelgas – Greta Thunberg – es un caso que viene a colación. Thunberg ha dicho que cuando escuchó acerca del cambio climático tenía ocho años y le afectó muchísimo la impresión que tuvo de que nadie estaba haciendo nada. Años después, siguió diciendo, cayó en una profunda depresión y hasta dejó de comer durante varias semanas. La diagnosticaron de Asperger, desorden obsesivo compulsivo y “mutismo selectivo”. Tan apasionada se volvió acerca de la causa del medio ambiente que convenció a su familia de adoptar el veganismo. (“Los hice sentir muy culpables. Continuaba diciéndoles que estaban robando nuestro futuro y que no podían defender los derechos humanos mientras viviesen su estilo de vida.”) También convenció a su mamá de que abandonara su carrera de cantante profesional de ópera debido al requisito de viajar por avión.

Uno puede admirar el grado de convicción y el valor de Thunberg, y al mismo tiempo albergar graves dudas acerca de la cosmovisión que ella representa. Lejos de ser una “inspiración” (como muchos en los medios de difusión lo han descrito), su reciente discurso ante la ONU fue un despliegue de una perturbadora mezcla de temor, furia y vilipendio. Thunberg excorió a los dignatarios allí presentes de parte de la juventud mundial diciendo: “Si ustedes deciden fallarnos, yo les digo: Jamás se lo perdonaremos”. Ese no es un punto de vista que deba ser promovido o aplaudido.

Sin embargo, no me preocupa tanto Thunberg. Lo que me preocupa es la gran cantidad de adultos poderosos y acaudalados que han estado más que contentos de cultivar sus ansiedades y las de otros menores de edad y adolescentes como ella encerrándolos en una propaganda alarmista desde su más temprana edad y luego aprovechándose de esa ansiedad para avanzar sus particulares objetivos sociales, políticos y económicos. Mientras menores como Thunberg pierden el sueño por el futuro del planeta, esta gente alegremente viaja alrededor del mundo en sus jet privados, dividiendo su tiempo entre sus diferentes mansiones o volando en esos mismos aviones a congresos globales acerca del cambio climático (más de 100 de estos jets privados descendieron en un punto de veraneo en las costas de Sicilia para una reunión auspiciada por Google acerca del clima).

De hecho, mucha gente joven se ha fanatizado tanto con el alarmismo climático que hasta están prometiendo abandonar la vida familiar y los hijos, uno de los bienes más fundamentales y fuente de plenitud humana [1]. Recientemente un estudiante canadiense de 18 años lanzó un sitio web #NoFutureNoChildren (“#NoFuturoNoHijos”, traducción libre), el cual está asociado con los Global Climate Strikes que mencionamos antes. Hasta ahora, más de 3,700 jóvenes han firmado la promesa del sitio de no tener hijos “hasta que esté seguro de que mi gobierno asegurará un futuro seguro para ellos”. Una muchacha de 17 años escribió con el corazón roto por el dolor: “Desde que me acuerdo he querido tener hijos. Mis padres tienen muchas fotos de mí jugando con mis muñecas y sosteniendo a los nuevos bebés de otros miembros de mi familia y de amigos”. Sin embargo, añadió: “No tendré y no quiero tener hijos en el estado en que se encuentra este mundo”.

Continuará.

Nota:

[1]. https://www.hli.org/2019/08/is-prince-harry-the-arbiter-of-how-many-children-is-too-many/.


 

MENSAJE DE PADRE SHENAN BOQUET

Formación Provida Campus Virtual

Importancia de la capacitación provida



VER CURSOS PROVIDA