Redessvida.org

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Inicio Publicaciones El milagro del desarrollo prenatal (2/2)

El milagro del desarrollo prenatal (2/2)

Imprimir PDF

Brian Clowes, PhD
Director de Investigación y Capacitación
Human Life International

Nota del Editor: Siempre es bueno, de cuando en cuando, repasar las etapas principales del desarrollo del bebé en el seno materno. Se trata de la información más importante para desarrollar nuestro amor por estos bebés y acabar con el aborto. Toda la información científica de este artículo ha sido tomada del Taber’s Cyclopedic Medical Dictionary.

Para ver fotos del desarrollo prenatal visite: http://vidahumana.org/bk-vhi/temas-de-ayuda/desarrollo-prenatal. La versión original en inglés de este artículo se encuentra en: https://www.hli.org/resources/miracle-fetal-development/.

A las nueve semanas el bebé adquiere el nombre científico de feto. Antes de ello, se le llamaba embrión, cuyas principales etapas tratamos en el artículo anterior. En esta etapa fetal, el bebé doblará sus dedos alrededor de un objeto que se le coloque en la palma de su mano. Sus uñas se están formando y se chupa el dedo pulgar.

A las diez semanas, todos los sectores de su cuerpo son sensibles al dolor. Traga, entrecierra los ojos, frunce el ceño y arruga la frente.

A las once semanas, el bebé hace todo tipo de expresiones faciales, incluyendo la sonrisa. Ahora está respirando el líquido amniótico de forma constante y continuará haciéndolo hasta que nazca. Los dedos de las manos y de los pies ya están presentes. Las protuberancias del sentido del gusto están funcionando. Beberá más líquido amniótico si se le endulza artificialmente y menos si se le amarga.

Al final del tercer trimestre (doce semanas, cuando se cometen la mayoría de los abortos), el bebé demuestra su singular personalidad por medio de su vigorosa actividad. Sus patrones de sueño son diferentes. Algunos bebés tienen constantes hipos, otros puede ser que lloren. El bebé puede patear, volcarse, enroscarse, avivar los dedos de los pies, hacer un puño, abrir la boca y apretar los labios y practicar la respiración. Una semana después, las expresiones faciales del bebé se parecen a las de sus padres. Sus movimientos son vigorosos y elegantes. Sus cuerdas vocales y órganos sexuales externos están presentes, y por tanto se puede determinar su sexo. Ahora el bebé puede oír con mucha claridad.

A los cuatro meses, el bebé puede agarrar con sus manos, nadar y dar saltos mortales. Puede ser que su madre sienta sus movimientos en esta etapa. Se puede registrar el hecho de que sus ojos tienen movimientos rápidos (REM, por sus siglas en inglés), lo cual indica que está soñando. Si se proyecta una luz brillante sobre el abdomen de la madre, ello causará que el bebé lentamente mueva sus brazos para cubrirse los ojos. Una música de volumen muy alto causará que se cubra los oídos.

A los cinco meses, el bebé ha desarrollado sus propios hábitos de dormir, y un sonido de alto volumen, como el de una puerta que se cierra de golpe, puede despertarlo. La frecuencia de su sentido del oído tiene un ámbito más amplio que la de un alto, tanto en los ámbitos más altos como en los más bajos. Se le puede calmar para que se duerma por medio de una música suave.

A los seis meses, la mayoría de los bebés pueden vivir fuera del útero materno con la atención adecuada. En la cabeza y las cejas les crece un pelo muy fino y ahora tiene cejas. Pesa aproximadamente 22 onzas y mide alrededor de nueve pulgadas (unos 22 centímetros)

A los siete meses, su peso aumenta a más de 2.2 libras (un kilogramo). Sus colmillos están presentes. En esta etapa, puede sostener el peso de todo su cuerpo con sus manos. Reconoce la voz de su madre. Del total de 45 generaciones de réplica celular que tendrán lugar cuando llegue a la madurez adulta, ya han tenido lugar 38. Ahora tienen alrededor de 300 mil millones de células.

Faltándole sólo un mes para nacer, pesa alrededor de 4.4 libras (2 kilogramos). Si naciese ahora, tiene más de 90% de sobrevivir y de ser completamente saludable.

Durante las últimas seis semanas de la gestación, el bebé aumenta una onza de peso por día. Las hormonas que el bebé suelta desencadenan el parto. El bebé de menos peso que ha nacido con buena salud pesó apenas 9.2 onzas. 41 generaciones de réplica celular ya han tenido lugar. El resto de réplicas celulares tendrán lugar durante su niñez y juventud adulta. Esto significa que, en términos de desarrollo, pasamos más del 90% de nuestras vidas en el útero de nuestras mamás.