Redessvida.org

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Inicio Noticias En la tierra paz…Mensaje papal de Navidad

En la tierra paz…Mensaje papal de Navidad

Imprimir PDF

Autor: Miguel Manzanera, SJ

El Papa Francisco en su primer Mensaje de Navidad, el pasado día 24 de diciembre, lanzó un ardiente llamado, centrado obviamente en el nacimiento de Jesús, como un acontecimiento que nos lleva a dar gloria a Dios y al mismo tiempo a trabajar por la paz a los hombres erradicando los odios y las enemistades y fomentando la cultura de la paz.

El Papa en forma de oración pide al Niño de Belén para que cesen las guerras y los actuales conflictos bélicos. Tremendamente preocupado por el problema de la guerra se siente llamado por Dios para erradicar ese flagelo que, impulsado por los violentos y con el apoyo de los fabricantes ilegales de armas, amenaza con destruir a toda la humanidad.

Citó en primer lugar a Siria, país próximo a la Tierra Santa en la que nació y murió el Salvador. Gracias al urgente llamado del papa Francisco a una “Jornada de Ayuno y Oración” el pasado 7 de septiembre, el Presidente de Siria se comprometió a destruir las armas químicas y se anuló la amenaza del Presidente Obama de Estados Unidos de bombardear los depósitos de armas que habría desencadenado un conflicto bélico internacional de imprevisibles consecuencias.

El Papa elevó también su oración por varios países en el continente africano, comenzando por la República Centroafricana, “destrozada por una espiral de violencia y de miseria”, por el joven Estado de Sudán del Sur con graves conflictos, por Nigeria lacerada por continuas violencias, por la región del Cuerno de África y por la república Democrática del Congo, con innumerables desplazados y refugiados.

Igualmente el Papa oró por la Tierra Santa para que lleguen a feliz término las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos, igualmente se refirió a Iraq, azotada por frecuentes atentados, también contra la población cristiana. .

No faltó una oración por los emigrantes, muchos de los cuales mueren en su afán de escapar de sus lugares de origen donde reina la pobreza y el hambre. Igualmente pidió por las mujeres maltratadas y por los ancianos y enfermos desatendidos. Hizo también mención de los niños secuestrados, heridos, asesinados y también por los obligados a convertirse en soldados, robándoles su infancia. Por último el Papa pidió a Dios por las víctimas de los desastres naturales, “sobre todo al querido pueblo filipino, gravemente afectado por el reciente tifón”.

Terminó Francisco su mensaje de Navidad urgiéndonos para que no pasemos de largo ante el Niño de Belén, "Dejemos que nuestro corazón se conmueva y se enardezca por la ternura de Dios. Necesitamos de las caricias de Dios que nos dan paz y fuerza para que construyamos la paz en nuestra vida, en nuestras familias, en nuestras ciudades y naciones y en el mundo entero. Dejémonos conmover por la bondad de Dios".

El próximo 1 de enero de 2014 la Iglesia Católica celebrará la Jornada Mundial de la Paz. El Papa Francisco ha preparado un inspirador mensaje titulado “La fraternidad, fundamento y camino para la paz”, donde muestra que si queremos la paz tenemos que comprometernos en vivir la fraternidad, que en último término nos remite a Dios Padre de toda la humanidad, cuyo plan maravilloso nos invita a construir la fraternidad universal, para hacer de toda la humanidad una familia humana para integrarse en la  Familia Divina Trinitaria.