Redessvida.org

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Inicio Noticias VI Congreso Nacional “Por la Vida y la Familia en Cochabamba, Bolivia

VI Congreso Nacional “Por la Vida y la Familia en Cochabamba, Bolivia

Imprimir PDF

Del 25 al 28 de septiembre tuvo lugar en Cochabamba el VI Congreso Nacional, convocado por la Fundación Vida y Familia (FUNDAVIFA), presidida por Mons. Cristóbal Bialasik, Obispo de Oruro, y dirigida por el Prof. Raúl Antezana, con la participación de representantes de varias organizaciones católicas y evangélicas en defensa de la vida y de la familia.

Distinguidos expositores presentaron los siguientes temas: P. Marcelo Molina (Encíclica de Paulo VI “Humanae Vitae”), Ing. Mario Rojas (Familia en América Latina. Falsos derechos humanos), Dr. Miguel Manzanera (Aspectos bioéticos y biojurídicos del aborto), Dr. Jorge Ybarnegaray (Inicio de la vida humana), Dr. René Pinto (Pastilla del día después); Dr. Hugo Balcázar (Problemática VIH/SIDA), Dra. Ruth Montaño (Proyectos legales contra la vida y la familia), Dra. Clotilde Huanca (Fases del desarrollo embrional y fetal), Dra. Sonia Vera (Vocación “Pro-Vida”) y Dr. Víctor Hugo Valda (Organización de la Plataforma por la Vida).  Entre los puntos propuestos sobre los que hubo un consenso destacamos algunos.

Rechazo a la demanda de inconstitucionalidad del delito de aborto. Frente a esta demanda presentada por la Diputada, Patricia Mancilla, hay que afirmar que el aborto es un “crimen abominable”, totalmente contrario a la ética y al derecho ya que asesina con alevosía a un ser humano, completamente inocente e indefenso. El aborto deja también como víctima a la mujer que sufre violencia física, psicológica y moral. Bolivia, mediante Ley 1430 del 11 de febrero de 1979, aceptó la Convención Americana de Derechos Humanos, Pacto San José de Costa Rica, de 1969, cuyo artículo 4 afirma el derecho a la vida normalmente desde la concepción. Esta Convención forma parte del bloque constitucional.

Rechazo a la distribución gratuita y confidencial de anticonceptivos. Funcionarios del Ministerio de Salud han anunciado la distribución de la píldora del día después (PDD) y de los implantes subdérmicos, especialmente a adolescentes. Hay que rechazar esta medida por no estar totalmente descartado su efecto antimplantatorio y por lo tanto abortivo, teniendo además posibles efectos nocivos contra la salud de la usuaria que incluyendo sangrados, futuros embarazos ectópicos e infertilidad. Esta distribución irresponsable a adolescentes desconoce la autoridad de los padres y previsiblemente inducirá a los menores de edad a una mayor promiscuidad sexual con el previsible aumento de embarazos y de infecciones de ETS y de VIH/SIDA.

Frente a los anteproyectos del Código Niño, Niña y Adolescente y del Código de las Familias, así como de algunos Estatutos Autonómicos, hay que advertir que en algunos puntos no respetan los valores y principios éticos sobre la vida humana y sobre la familia. Por ello es preciso que las autoridades, antes de aprobar estos proyectos, hagan una amplia socialización y la necesaria consulta a la ciudadanía y a las instituciones civiles y religiosas correspondientes.

Los contenidos de educación sobre temas de salud sexual y salud reproductiva, inspirados en la ideología de género, que se pretenden impartir ya a partir del ciclo básico, presentan a la sexualidad como fuente de placer que hay que ejercitar con total libertad, únicamente evitando los embarazos y las ETS y el VIH/SIDA. Sin embargo esa visión hedonista y sexista se opone a la visión integral del ser humano, llamado al auténtico amor responsable que le permita formar una familia estable y armónica. Por lo tanto hay que respetar el derecho de los padres de familia a elegir la educación de sus hijos conforme con sus valores creencias particularmente en temas referidos a la ética y a la religión, tal como está previsto en la Constitución Política del Estado (art. 88, 2).

Las propuestas arriba mencionadas están inspiradas y fomentadas por políticas de control poblacional y de la natalidad, que promueven algunas organizaciones internacionales no gubernamentales, entre ellas IPAS, financiadora del recurso de inconstitucionalidad arriba mencionado, CIES, filial de IPPF, Maria Stopes y Católicas por el Derecho a Decidir. Asimismo el Fondo de Población de Naciones Unidas está facilitando al Ministerio de Salud los anticonceptivos indicados por un valor de dos millones de dólares. De esa manera se pretende implementar en Bolivia una política antidemográfica que contribuirá a bajar la tasa de natalidad y la ya muy escasa densidad poblacional de nuestro país, lo cual frenará aún más el desarrollo socioeconómico.

Las masivas marchas por la vida y la familia, celebradas en diversas capitales departamentales, y las recientes encuestas han mostrado cómo la población boliviana está mayoritariamente en contra del aborto y a favor de la vida y de la familia. Se hace urgente organizar la “Plataforma Nacional por la Vida y la Familia”, capacitando a las personas para que comprendan su valor prioritario, tal como reconocen las culturas autóctonas y la religión cristiana mayoritaria en nuestro país.