Redessvida.org

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Lo que los proaborto no quieren que se hable (3/3)

Imprimir PDF

Padre Shenan J. Boquet
Presidente
Human Life International

 

La verdad acerca de los abortos tardíos

La semana pasada la ex presidente del gigante abortista de EEUU Planned Parenthood, Cecile Richards, envió el siguiente mensaje por Twitter: “La mayoría de los abortos – alrededor del 90% - ocurren muy temprano en el embarazo. Cuando ocurren más tarde, casi siempre es porque la salud o vida de la mujer está en riesgo o porque su embarazo ya no es viable”.

El tweet de Richards es un típico ejemplo de la respuesta proaborto a la indignación que ha suscitado la promoción en varios estados del país a favor de facilitar mucho más la práctica de los abortos tardíos.

Pero la verdad es que los datos aportados por el propio movimiento proaborto no apoyan estas afirmaciones de Richards.

 

El próximo y terrible paso de la revolución sexual: El transgenerismo (1/3)

Imprimir PDF

Padre Shenan J. Boquet
Presidente
Human Life International

La revolución sexual se aprovecha de los jóvenes

Los Centros para el Control de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) del gobierno de EEUU han proporcionado nuevos y perturbadores datos acerca de los peligros para los niños por parte de la ideología del transgenerismo. Una nueva encuesta a 131,901 estudiantes de escuelas públicas ha arrojado que casi el 2% de ellos de los grados del 9 al 12 se identifican como “transgéneros”. Esto significa que un asombroso número de adolescentes sufre de una profunda confusión acerca de su identidad  y de todos los riesgos psicológicos y físicos que la acompañan.

Es difícil obtener datos estadísticos confiables a través del tiempo acerca de las tasas de transgenerismo entre estudiantes de secundaria. Sin embargo, cada vez hay más datos que sugieren que hay una alarmante y rápidamente creciente epidemia de disforia de género en la gente joven. La disforia de género se refiere a este desorden psicológico del transgenerismo, es decir, de la acentuada disconformidad que el menor experimenta interiormente respecto de su sexo biológico junto al deseo de “cambiar” de sexo.

 

Los robots no son personas – el transhumanismo

Imprimir PDF

Joseph Meaney, PhD (Bioética)
Director para la Expansión Internacional
Human Life International

La robo ética: las máquinas humanas y la salud

El seminario que llevó a cabo la Pontificia Academia para la Vida este año de 2019 trató un tema que es más típico de la ciencia ficción que de la bioética. En el evento se señaló que la palabra “robot” proviene de las lenguas eslovacas y que su significado es la realización de labores repetitivas y carentes de inteligencia. Los expertos en la robótica que fueron invitados a participar en este seminario para describir el estado actual de este campo tecnológico fueron los que iniciaron la conferencia. Rápidamente se hizo claro por qué la guía de la Iglesia es necesaria en este asunto.

La presentación más chocante fue impartida por el Profesor Hiroshi Ishiguro, un líder en cuanto al diseño de robots humanoides. En repetidas ocasiones negó la posibilidad de una diferencia significativa entre los seres humanos y un robot completamente autónomo. Para él, las personas son simplemente híbridos de animales con tecnología. Si se retirase la tecnología, los seres humanos serían simplemente animales inteligentes. Llegó al punto de presentar la creación de grandes cantidades de robots androides como la “solución” al problema de la disminución demográfica que está sufriendo Japón. Su visión para el futuro es la de una sociedad plenamente robotizada, donde las máquinas tengan derechos humanos igual que las personas. Él mismo tiene un robot personal que fue construido para que se pareciese mucho a él y que él considera ser una alter ego, un gemelo de sí mismo. Japón se encuentra a la vanguardia de este nuevo y extraño mundo tecnológico.


 

Lo que los proaborto no quieren que se hable (2/3)

Imprimir PDF

Padre Shenan J. Boquet
Presidente
Human Life International

Los sobrevivientes del aborto que los proaborto dejan morir

Ohden, Culwell y Presley demuestran que los bebés a veces sí sobreviven un aborto. Ellos tuvieron la fortuna de recibir atención médica cuando nacieron, no fueron abandonados para que muriesen luego de haber escapado de los instrumentos del aborto.

Pero muchos otros bebés no tienen la misma suerte.

En 1999, Jill Stanek trabajaba en el Christ Hospital en Oak Lawn, Estado de Illinois, EEUU. Allí se enteró de que sus colegas, enfermeras como ella, habitualmente tomaban a los bebés que sobrevivían abortos tardíos y los dejaban morir lenta y dolorosamente en un sucio cuarto de servicio.


 


Pág. 17 de 30