Redessvida.org

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Secretario General de la ONU ataca a la Administración Trump por ser provida

Imprimir PDF

Stefano Gennarini, J.D.

NUEVA YORK, 15 de marzo de 2019 (C-Fam). La frase de moda esta semana en la sede de Naciones Unidas fue “rechazo ante el rechazo.” La cual hace referencia, entre otras cosas, al rechazo por parte de los Estados Unidos a las políticas abortivas internacionales. La frase fue acuñada por el propio Secretario General Antonio Guterres.

“El poder no se concede, se toma,” dijo, en un revolucionario estilo, el Secretario General Antonio Guterres, ante un concurrido auditorio el martes, durante un cabildeo. “Esta es la razón por la que debemos rechazar el rechazo,” expuso. Y repitió la frase en numerosos discursos públicos a lo largo de la semana, enfatizando específicamente el punto de “la actual batalla por los derechos reproductivos,” lamentando de que muchos países hayan adoptado una legislación “retrógrada”.

 

Siguen usando bebés abortados para producir Vacunas (3/3)

Imprimir PDF

Diane Montagna

ROMA, 14 de marzo de 2019 (LifeSiteNews.com).

LSN: ¿Quiénes están lucrando con el uso de vacunas de líneas celulares de fetos abortados y, en un sentido más amplio, de la investigación en fetos abortados?

DB: Universidades, compañías biotécnicas, la industria farmacéutica y, por supuesto, como ya hemos mencionado, Planned Parenthood. ¡Hay una universidad en Washington que informó haber cumplido con 4,400 pedidos de tejidos fetales durante solamente un año! Existe un enorme mercado de miles de millones de dólares en torno a las patentes y a las ventas de líneas celulares por parte de compañías que de hecho almacenan y revenden tejidos de fetos abortados. Una búsqueda rápida de compañías, como Coriell Cell Repository y American Type Cell Culture proporciona las líneas celulares, la fuente, la etapa de gestación del bebé abortado, etc.

 

México: La polarización sobre el aborto

Imprimir PDF

Lic. Luis Martínez Guzmán, Abogado
Fundador y Presidente
Centro Jurídico Internacional de Derechos Humanos en México
Coordinador Auxiliar del Programa VHI-OEA 

Para quienes estamos convencidos del valor intrínseco de la vida de todo ser humano, desde su concepción hasta su muerte natural, el escenario político mexicano recientemente nos has regalado un guiño de ojo. 

En efecto, era de esperarse que, en días pasados, al ser el primer ‘Día Internacional de la Mujer’ que se celebra bajo el primer gobierno de izquierda en el país, los intentos de legalización del aborto serían intensos. Los grupos favorables al aborto albergaban una enorme expectativa, en un día así, de un gobierno así. Sin embargo, no contaban con que el Presidente de México, Andrés López Obrador, miembro del partido político Movimiento Regeneración Nacional, respondería de la misma manera con que respondió, cuando fue en años anteriores, Jefe de Gobierno de la Capital del Distrito Federal de la Ciudad de México.

 

Siguen usando bebés abortados para producir Vacunas (2/3)

Imprimir PDF

Diane Montagna

ROMA, 14 de marzo de 2019 (LifeSiteNews.com)

A continuación presentamos la entrevista a Debi Vinnedge y un video de su presentación que tuvo lugar durante el 13 de marzo de 2019 y que fue auspiciada por la organización Renovatio 21, bajo el tema: “Fe, ciencia y conciencia: el uso de fetos abortados para la producción farmacéutica”. [Nota del traductor: el video (en inglés) se encuentra disponible hacia la mitad del artículo original en:https://www.lifesitenews.com/news/aborted-babies-are-still-being-used-in-todays-vaccine-production?utm_source=LifeSiteNews.com&utm_campaign=8cc5cc87a6-Daily%2520Headlines%2520-%2520U.S._COPY_462&utm_medium=email&utm_term=0_12387f0e3e-8cc5cc87a6-401367717.]

LifeSiteNews.com (LSN): Debi, ¿qué fue lo que personalmente le motivó a fundar “Children of God for Life”?

Debi Vinnedge (DB): Siempre he sido provida, pero en 1999, cuando leí acerca de una propuesta federal para financiar la investigación de células madres embrionarias, me sentí muy perturbada. Y me sentí peor cuando me enteré que ninguno de mis amigos provida habían escuchado acerca de esto y ni siquiera sabían que era una célula madre. En aquel entonces no había mucha información disponible. De manera que, con la ayuda de Richard Doerflinger, quien entonces trabajaba en la oficina provida de la Conferencia de Obispos Católicos de EEUU (USCCB, por sus siglas en inglés) y de miembros de la Asociación de Médicos Católicos (CMA, por sus siglas en inglés), comencé a informar al público y a organizar campañas de protesta a gran escala.

Cuando el gobierno de Clinton retiró su idea un par de meses después, me sentí feliz y pensé que mi labor había terminado. Pero al cado de pocas semanas, me enteré del uso de células de fetos abortados en vacunas y medicinas y me di cuenta de que Dios tenía un plan y una tarea para mí. Entonces fundé “Children of God for Life” con el único propósito de informar a la gente y de ponerle fin a esta grosera explotación de los bebés no nacidos.

 


Pág. 14 de 30