Redessvida.org

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

La llegada del colapso espiritual y religioso (2/3)

Imprimir PDF

Padre Shenan J. Boquet
Presidente
Human Life International

La felicidad se encuentra en una recesión

El rechazo de la naturaleza y de las leyes que Dios ha inscrito en ella ha causado un nuevo “barbarismo”, dice el Cardenal. Se trata de un barbarismo que deshumaniza y embrutece la cultura:

“Los bárbaros son todos aquellos que odian la naturaleza humana, todos los que pisotean el sentido de lo sagrado, los que no valoran la vida humana, los que se rebelan contra Dios el Creador del hombre y de la naturaleza. El Occidente se ha dejado cegar por la ciencia, la tecnología y la sed de las riquezas. La seducción de las riquezas, que el liberalismo difunde en los corazones, ha sedado a la gente. Al mismo tiempo, la silenciosa tragedia del aborto y la eutanasia continúan, y la pornografía y la ideología de ‘género’ destruyen a niños y adolescentes. La sociedad se ha acostumbrado al barbarismo. ¡Y ya nadie se sorprende!”

 

¿Es la eutanasia una pendiente resbalosa?

Imprimir PDF

Susan Ciancio
Human Life International

Según el Catecismo de la Iglesia Católica: “La vida humana ha de ser tenida como sagrada, porque desde su inicio es fruto de la acción creadora de Dios y permanece siempre en una especial relación con el Creador, su único fin. Sólo Dios es Señor de la vida desde su comienzo hasta su término; nadie, en ninguna circunstancia, puede atribuirse el derecho de matar de modo directo a un ser humano inocente” [1]. Sin embargo, la eutanasia causa o apresura la muerte de una persona para supuestamente aliviarle sus sufrimientos. Por lo tanto, según el Catecismo, la eutanasia es un acto gravemente malo, moralmente inaceptable.

Todos hemos sido creados a imagen y semejanza de Dios. Él tiene un plan para cada uno de nosotros y nuestras vidas le pertenecen. No escogimos venir a este mundo y no debemos escoger el día en que nos iremos de él. Si interferimos con el plan de Dios para nuestras vidas, comenzaron a rodar por una pendiente resbalosa que nos conducirá a peores males.

 

¿Está progresando la causa provida en EEUU? (3/3)

Imprimir PDF
Padre Shenan J. Boquet
Presidente
Human Life International

¿Será éste el peor año para el movimiento proaborto?

Ese parece ser el caso, debido a los siguientes hechos: los cientos de proyectos de ley presentados en varios estados, un Tribunal Supremo más conservador, un presidente que parece decidido a cumplir con sus promesas provida aún ante cualquier tipo de rechazo y el lanzamiento de la que muy bien podría ser la mejor película provida que se haya hecho: Unplanned (“No planificado” o “No planificada”, traducción libre). Como muchos ya saben, esta película narra la verdadera historia de la conversión provida de una ex directora de Planned Parenthood, Abby Johnson. Todos estos datos parecen apuntar a que este año se convertirá en el peor para la industria del aborto desde que la sentencia Roe v. Wade fuese aprobada en 1973.

 

La llegada del colapso espiritual y religioso (1/3)

Imprimir PDF

Padre Shenan J. Boquet
Presidente
Human Life International

Escuchemos al Cardenal Sarah

Recientemente viajé a Phoenix (Arizona, EEUU) para dirigir una misión. Cuando llegué al aeropuerto, me sorprendió sobremanera ver a un grupo de personas con pancartas para dar la bienvenida a un niño de ese lugar que o acaba de someterse a una operación de “cambio” de sexo o llegaba Phoenix para hacerse realizar ese procedimiento. ¡Un niño! Esta escena, tan pública y tan profundamente trágica, era otro espantoso recordatorio de la guerra total que se ha desatado contra los valores tradicionales judeo-cristianos de Occidente, por no mencionar el sentido común.

A dondequiera que miremos, vemos signos de un poderoso movimiento que intenta “redefinir” a Dios, la persona humana, la religión, el matrimonio, la familia,  la sexualidad humana y la moral bíblica. Este movimiento hunde sus raíces en un concepto enfermizo de la libertad. Se trata de una “libertad” que percibe cualquier límite como intrínsecamente sofocante y, por consiguiente, como desafíos que tienen que ser superados a toda costa.

 


Pág. 8 de 28