Redessvida.org

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Inicio

La llegada del colapso espiritual y religioso (1/3)

Imprimir PDF

Padre Shenan J. Boquet
Presidente
Human Life International

Escuchemos al Cardenal Sarah

Recientemente viajé a Phoenix (Arizona, EEUU) para dirigir una misión. Cuando llegué al aeropuerto, me sorprendió sobremanera ver a un grupo de personas con pancartas para dar la bienvenida a un niño de ese lugar que o acaba de someterse a una operación de “cambio” de sexo o llegaba Phoenix para hacerse realizar ese procedimiento. ¡Un niño! Esta escena, tan pública y tan profundamente trágica, era otro espantoso recordatorio de la guerra total que se ha desatado contra los valores tradicionales judeo-cristianos de Occidente, por no mencionar el sentido común.

A dondequiera que miremos, vemos signos de un poderoso movimiento que intenta “redefinir” a Dios, la persona humana, la religión, el matrimonio, la familia,  la sexualidad humana y la moral bíblica. Este movimiento hunde sus raíces en un concepto enfermizo de la libertad. Se trata de una “libertad” que percibe cualquier límite como intrínsecamente sofocante y, por consiguiente, como desafíos que tienen que ser superados a toda costa.

Una de las voces proféticas más preeminentes en la actualidad que está sonando la alarma acerca de este radical movimiento y sus terribles consecuencias físicas, psicológicas y espirituales, es la de Su Eminencia, Robert Cardenal Sarah. Este extraordinario Cardenal acaba de publicar un nuevo libro titulado El día ya se ha agotado bastante (traducción libre). En estos momentos la obra no está disponible en inglés (ni en español), sino solo en francés. Se trata del tercer libro de una trilogía que hace un diagnóstico y describe lo que el Cardenal se refiere como el “colapso espiritual y religioso” que está afectando al mundo, pero especialmente  a Occidente.

En una reciente entrevista con la publicación La Nef, el Cardenal observó que esta “crisis espiritual” tiene su fuente en Europa. “La gente de Occidente tienen la culpa de rechazar a Dios”, dijo el Cardenal. “No solo han rechazado a Dios. Friedrich Nietzsche, quien puede ser considerado el portavoz de Occidente, ha declarado: ¡Dios está muerto! ¡Dios permanece muerto! Y nosotros lo hemos matado…’ Hemos asesinado a Dios. A la vista de la muerte de Dios entre los hombres, Nietzsche lo reemplazaría con un profético ‘Superhombre’” [1].

Su Eminencia considera que el origen de esta crisis espiritual es lo que él llama un “rechazo de la paternidad”. Por medio de esta expresión el Cardenal no se refiere a una paternidad en el sentido textual del término, sino a una paternidad simbólica. Se trata de un rechazo a una paternidad que incluye todo el entramado de la tradición, la cultura y la naturaleza que todo ser humano recibe en virtud de su venida a la existencia. El hombre moderno erróneamente considera que todas estas realidades son como cadenas de las cuales tiene que liberarse. “Nuestros contemporáneos están convencidos de que, para poder ser libres, no deben depender de nadie”, dice el Cardenal. “Hay un trágico error en todo esto. La gente del mundo occidental está convencida de que el recibir es contrario a la dignidad de las personas humanas. Pero el hombre civilizado es fundamentalmente un heredero, recibe una historia, una cultura, un lenguaje, un nombre, una familia. Todo esto es lo que lo distingue de los bárbaros”.

El propio Cardenal subraya que la ideología de “género” es una de las más terribles manifestaciones del rechazo de esta paternidad. Al rechazar la naturaleza que Dios nos ha dado, rechazamos a Dios Padre Mismo. La ideología de “género” es “el diabólico rechazo a recibir la naturaleza sexual que Dios nos ha dado”, dice el Cardenal Sarah. Es también una falsedad, ya que este rechazo solo puede asumir la forma de una mutilación del cuerpo que no hace nada en términos de alterar la “estructura” fundamental de nuestra naturaleza. “El Occidente se niega a recibir”, se lamenta el Cardenal, “y solamente acepta lo que puede fabricar por sí mismo. El transhumanismo es la manifestación definitiva de este movimiento. Debido a que es un don de Dios, la naturaleza humana misma se convierte en insoportable para el hombre occidental”.


Continuará.


Notas:

[1]. https://catholicherald.co.uk/commentandblogs/2019/04/05/as-a-bishop-it-is-my-duty-to-warn-the-west-an-interview-with-cardinal-sarah/.


 

MENSAJE DE PADRE SHENAN BOQUET

Formación Provida Campus Virtual

Importancia de la capacitación provida



VER CURSOS PROVIDA