Redessvida.org

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Inicio

Lo que los proaborto no quieren que se hable (2/3)

Imprimir PDF

Padre Shenan J. Boquet
Presidente
Human Life International

Los sobrevivientes del aborto que los proaborto dejan morir

Ohden, Culwell y Presley demuestran que los bebés a veces sí sobreviven un aborto. Ellos tuvieron la fortuna de recibir atención médica cuando nacieron, no fueron abandonados para que muriesen luego de haber escapado de los instrumentos del aborto.

Pero muchos otros bebés no tienen la misma suerte.

En 1999, Jill Stanek trabajaba en el Christ Hospital en Oak Lawn, Estado de Illinois, EEUU. Allí se enteró de que sus colegas, enfermeras como ella, habitualmente tomaban a los bebés que sobrevivían abortos tardíos y los dejaban morir lenta y dolorosamente en un sucio cuarto de servicio.


En una entrevista que fue video-grabada, Stanek describe y explica que el hospital practicaba lo que ellos llamaban “aborto por parto inducido”. En otras palabras, los médicos abortistas simplemente inducían un parto temprano a las mujeres que querían abortar. Cuando los bebés nacían – demasiado pequeños para sobrevivir sin atención médica – los trabajadores “de la salud” (si es que se merecen ese título) simplemente los dejaban morir.

“Mi experiencia fue que los bebés sobrevivían por unos pocos minutos, pero a veces hasta ocho horas”, explica Stanek. “Hablemos claro, se trataba de bebés que estaban vivos y que eran abandonados para que muriesen. Y el hospital proporcionaba un certificado de nacimiento y otro de muerte, para cumplir con las leyes del Estado de Illinois”.

Stanek también describe cómo cargó en sus brazos a uno de estos bebés moribundos durante 45 minutos. Otros médicos y enfermeras, sin embargo, simplemente se volvían de espaldas hasta que los bebés morían. Es duro, muy duro, poder captar la insensibilidad del corazón de alguien que le haga esto a un bebé recién nacido que está vivo y llorando [3].

Este hospital está en Illinois, donde el ex Presidente Barack Obama fue senador una vez. Cuando ese estado estaba considerando un proyecto de ley para prohibir este tipo de barbarie, Stanek dio su testimonio en apoyo a dicho proyecto. Pero, a pesar de ello, Obama en repetidas ocasiones votó en contra de este tipo de proyecto.

A pesar de la inmensa oposición pública a los abortos tardíos y al infanticidio, tal parece que el inhumano extremismo abortista está muy presente entre los líderes del Partido Demócrata.

Continuará.

Nota:

[3]. https://www.lifesitenews.com/news/how-babies-were-left-to-die-nurse-recounts-horrors-of-infanticide-practice-.


 

MENSAJE DE PADRE SHENAN BOQUET

Formación Provida Campus Virtual

Importancia de la capacitación provida



VER CURSOS PROVIDA